El pueblo adventista y el sello distintivo en la educación

Pensar en el pueblo adventista implica pensar en un pueblo con características particulares que se distingue por varias cosas.

Philosophy & Mission

Pensar en el pueblo adventista implica pensar en un pueblo con características particulares que se distingue por varias cosas. En primera instancia, es un pueblo que mantiene en alto la observancia del sábado como día de reposo, en tanto las Sagradas Escrituras lo refrendan como día santo del Señor. Además, se caracteriza por ser un pueblo que espera la segunda venida de Jesús, ahora en dimensión de monarca universal para buscarle.

Este grupo de personas predica con la palabra, pero también lo hace con el ejemplo, base de lo educativo. ¿Cómo es esto? Pues, acá un atisbo de ello: se trata de un pueblo que, estando en todas partes del mundo, mantiene una impresionante unidad de criterios que les lleva a tener un estilo de vida basado en principios bíblico-cristianos. Un pueblo que comparte y disfruta de cosas como respirar aire fresco, hidratarse de forma adecuada, reconocer las bondades del sol para el cuerpo, descansar, comer alimentos sanos, realiza constantemente actividad física, y ser temperante. Por último, pero no por ello menos importante, sino al contrario, es el broche de oro, la confianza en Dios. Se trata de un pueblo que se reconoce en el otro, en el prójimo, que vive para servir.

El pueblo adventista se distingue, además, por desarrollar un sistema educativo que, tal como lo representa en su estilo de vida, mantiene unidad de criterio al no disociarse de aquello. Es un sistema educativo que impregna de un espíritu agradable desde que se pisa el suelo de una institución adventista. Sus principios y valores, poderosamente anclados en las Sagradas Escrituras se convierten en el eje transversal de toda experiencia educativa. Se disemina en la integralidad de la arquitectura curricular e impacta el desarrollo de todas las experiencias de enseñanza y aprendizaje, ciencia, investigación y vinculación.

La educación adventista se educa desde la cotidianidad para la eternidad, considerando la formación para contribuir significativamente a la obra humana en el desarrollo de las ciencias, sustentándose en la magnificencia de la ciencia divina como superestructura de todo lo que existe. De lo que se trata es de la formación del carácter, nada más y nada menos que la más preciosa labor dada al ser humano.

Entonces, ¿cómo ha de ser el carácter de un educador adventista? No puede ser otro que aquel que refleja a Cristo. No puede ser uno que no proyecte a Cristo en las vidas de todas las personas con quienes se relacione, no puede ser otro que el carácter de aquel que nos amó primero. Un maestro adventista vive y enseña con el ejemplo, con el testimonio, haciendo de la palabra, el verbo de su existencia.

El pueblo adventista valora y cuida lo que ofrece como propuesta educativa al servicio de la humanidad, comprendiendo que nunca fue iniciativa humana, sino plan de Dios. Y todo ello tiene un propósito redentor que motoriza absolutamente todo lo que acontece puertas adentro de una institución adventista. A ese pueblo pertenezco, y por ello agradezco a Dios, por darme el privilegio de convocarme a su servicio.

Author

Reyes es Doctor en Educación. Es profesor de la Universidad Adventista de Chile enseñando en la asignatura de Métodos y Técnicas de Investigación en la Facultad de Educación y Ciencias Sociales. Anteriormente fue profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador en la República Bolivariana de Venezuela por 15 años.

    1 comments

  • Avatar
    | September 5, 2020 at 6:07 pm

    Me parece excelente la descripción y caracteristicas de l Educación Adventista, enseñando con el ejemplo y mostrando a Cristo como el centro de nuestro modelo educativo. Fui docente universitaria en el área de Matemáticas por 21 años en la Universidad de Navojoa en México. Fueron muchas las satisfacciones y enseñanzas que recibí y agradezco al sistema educativo Adventista por darme la oportunidad de servir a los jóvenes y ayudar en su formación

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *