¡Educación adventista, un sueño posible!

Inter-American June 22, 2022

“¡Mi sueño desde niña era educarme un una escuela adventista, y hasta la maestría tuve el privilegio de hacer ese sueño realidad!”. Estas fueron las emotivas palabras que una estudiante expresó en la  graduación de la maestría en Educación de la Universidad Linda Vista (ULV).

En una universidad Adventista de California indagaron las 100 razones del por qué de la educación adventista, y una de ellas es:  “Los maestros son más que maestros. Son amigos, guías y mentores. No solo quieren que obtengas buenas calificaciones, quieren prepararte para la Eternidad” (CRAE, 2021). En Universidad Linda Vista en octubre de 2021 se encuestó a estudiantes de primer ingreso y se les preguntó la razón  principal por la que se había matriculado allí, y la respuesta más frecuente fue “Yo quería estudiar en una escuela Adventista”.

Jenny nació en un hogar católico y fue educada en colegios de la misma religión. En su adolescencia conoció de la Iglesia Adventista, ella y su madre aceptaron la doctrina adventista y a los 15 años, -a escondida de su padre- se bautizó. Dicha decisión tuvo tristes consecuencias para ella y su madre quien recibió insultos y golpes de su padre. Ante ese escenario, Jenny quería aferrarse más a Jesús y a su iglesia, ella creia que eso lo lograría mediante la educación adventista, sin embargo la situación familiar no lo permitió. El tiempo transcurrió y su anhelo de cursar la licenciatura en una institución adventista tampoco fue posible. Dios tenía otros planes para Jenny, un día fue invitada a colaborar en el colegio adventista; aceptó gustosa, y ahora como docente podría disfrutar de la educación adventista.

El tiempo transcurrió y la protagonista del relato contrajo nupcias, y como toda mujer casada, añora la llegada de los hijos, sin embargo no podia procrear. Ella y su esposo se sometieron a tratamientos reproductivos pero los resultados fueron infructuosos. Buscando otras opciones encontró una alternativa de fertilización in vitro. El costoso tratamiento se esperaba cubrir con un contrado de trabajo para su esposo. La fecha de la firma del contrato era muy esperado. El día llegó y ocurrieron dos eventos trascentes en esa ocasión. Jenny recibió una beca  para estudiar en la universidad adventista y su esposo con tristesa refirió que el contrato se había caido y no tendrían en dinero para el tratamiento.

Jenny vió en esas dos noticias que Dios le estaba mostrando que era el tiempo gozar la educación adventista y ella  narra: “cuatro días después, yo estaba conociendo por primera vez Universidad Linda Vista, mi corazón estaba pletórico de alegría! La sonrisa de todos los maestros y administrativos, la manera en que integraban la fe en cada clase me dio valiosas lecciones, era justo lo que en mi adolescencia había imaginado”. Y agrega “No he podido tener bebés…tal vez Dios me ha capacitado para poder ayudar a muchos pequeños en las aulas y confirmar que Dios cumple sueños y obra milagros”.

Con justa razón la revelación declara, “El ideal que Dios tiene para sus hijos está por encima del alcance del más elevado pensamiento humano” (White, 2009. Ed. P. 16 ).

Referencias

White, E.G. (2009). La Educación. Asociación Publicadora Interamericana.

Centro de Investigación Adventista CRAE. (2020). 100 Reasons for Adventist Education”. https://crae.lasierra.edu/100-reasons/

Author

Leave a Comment

Your email address will not be published.