Asesoramiento a jóvenes para noviazgo y matrimonio – Sexualidad

Inter-American August 31, 2022

Hace algunos años atrás, conocí una joven en consulta psicológica, que pidió para hablar conmigo, por una situación particular que le aquejaba. Era una señorita de aproximados 19 años, quien estaba en toda la flor de su juventud.

Cuando le pregunto, ¿cuál es la razón por la que había venido consultarme?, me comenta que es algo que tiene que ver con su relación de noviazgo. Me dijo, que su relación se había enfriado y que no entendía porque el joven con el cual tenía un noviazgo había perdido el interés por la relación, aún cuando ella se esforzaba en que todo funcionara.

Indagando un poco más en la situación, para poder ayudarla, descubrí algunas cosas que estaban ocurriendo en la relación y que eran indicios de que no estaban teniendo un noviazgo saludable. Por ejemplo, me comentó una vez que su novio, la jaló tan fuerte del brazo, que se lo desencajó. Ella no entendía por qué el la trataba de esa manera.

Cuando la llevo a reflexionar para encontrar la razón por la cual la relación había llegado ese punto, ella descubrió, que ese joven que antes era muy especial con ella, había empezado a cambiar cuando ellos empezaron a tener relaciones sexuales. Te cuento esta historia, para que tú comprendas lo delicado que es romper esta regla.

Las sagradas escrituras, presentan una postura clara y segura sobre este principio tan importante del noviazgo. A Jesús, en una ocasión se le acercó un joven con las mismas necesidades e inquietudes propias de la edad de muchos estudiantes y le preguntó al maestro: ¿qué bien haré para tener la vida eterna? él le dijo, si quieres obtener la vida eterna, guarda los mandamientos. El joven le dijo ¿Cuáles? El señor le dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio (Mateo 19:16-19, Versión Reina Valera, 1960). Si te fijas, dentro de los principios que el señor Jesús menciono para alcanzar la vida eterna, está el abstenerse de tener relaciones sexuales fuera o antes del matrimonio.

La sexualidad es un regalo de Dios, por eso cuando el señor instituyó el matrimonio, le dio la pareja la siguiente orden: Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos (Génesis 1:28, Versión Reina Valera, 1960), pero esta indicación, esta dentro del marco de una relación sólida, y que recibió su bendición. Por lo tanto, tener relaciones sexuales antes del matrimonio es considerado un pecado.

 

Author

Dr. Fandiño, Lic. Psicología, MAT en Relaciones Familiares y PhD, Familia. Catedrático en la Universidad Linda Vista, en Psicología Clínica y de la Salud y la Maestría en Educación Especial y encargado del área de investigación. He escrito para GEMA, revistas académicas y capítulos de libros. He servido a la educación adventista por más de 15 años. Le gusta pasar tiempo con su familia, esposa Griselda y hijos Ian e Ethan. https://www.pitszona.ml/2021/09/

Leave a Comment

Your email address will not be published.